Archive for diciembre, 2011


The Point of No Return

Parece que todo avanza, a la vez que lo hacen nuestras circunstancias, nuestras perspectivas y referencias. Siempre me ha parecido sorprendente que a medida que he ido creciendo todo a mi alrededor creciera a la vez conmigo, es decir, que los referentes que tenía eran de mi edad o tenían algo que ver conmigo, siempre he hallado paralelismos al menos, y diréis: lógico y normal, pero no siempre tiene por qué ser así, llega un momento en que creces y cuentas entonces con la presencia de personalidades de todas las edades, clases y condiciones y, sin embargo, sigue existiendo ese paralelismo, esas pequeñas casualidades del día a día, tonterías del tipo la protagonista de este artículo tiene mi edad (artículo que lee una gran cantidad de personas de diferentes edades), o justo esta ciudad sobre la que trata tal documental aparece en el libro que me estoy leyendo ahora (que se publicó unos cuantos años atrás). Esto es algo que he comentado a varias personas porque siempre me ha resultado curioso, quizá sean paranoias mías, pero puede que sea más sencillo que todo esto, que de verdad tengamos la mirada puesta tan solo donde alcanza nuestra altura, y que según vamos creciendo, nos toca ver ciertas cosas, también vemos lo que queremos ver, hasta que no nos damos cuenta de algo, somos ciegos ante su visión.

Lo que es cierto es que se avanza sin contemplaciones, me doy cuenta de que estoy en una edad en que debería empezar a formarme como persona, en que aquello de “¿qué quieres ser de mayor?” empieza a tener fecha de caducidad, elige ahora o ya habrás elegido, ya debería tener las riendas de mi vida y tomar decisiones, llegado a este punto no hay vuelta atrás. Tomando de nuevo la idea de los paralelismos, los referentes en auge (al menos de las masas) ahora son gente de mi edad, los que están en la cima llevan hecho el mismo transcurso de tiempo que yo, y te planteas si han sido precoces o si tu vida tambiém está ya definida, como la suya. Los actores de televisión y cine antes eran mayores, ahora tienen mi edad, Amaia Salamanca, tan de moda ahora, tiene 25 años, hay una excepcional cantante en Reino Unido llamada Adele que tiene 23 añitos y un par de buenos discos a sus espaldas, Rafa Nadal tiene 25 años, la cantante Rihanna que ha llegado a ser tan popular tiene 23, que son los mismos que tenía Mark Zuckerberg cuando creó Facebook.

Son meros ejemplos, pero hacen pensar sobre el tramo que llevamos recorrido, estamos en un punto clave, las decisiones que tomemos ahora nos empujarán hacia adelante, y no volveremos a esta encrucijada de nuevo, por eso es the point of no return. Es como si hubiésemos seguido el camino hasta aquí, colegio, instituto, universidad, fórmate, haz esto, haz lo otro, y de pronto se extendiera el campo vasto y grandioso ante nosotros, ¿lo cruzamos? ¿Lo rodeamos? ¿Adónde vamos?

Solo lo dejo en el aire para que reflexioneis conmigo, y con este título, no puedo más que añadir esta canción de un gran musical. En este caso, escenifica la obra de Don Juan Tenorio, habla de la pasión, de nuevo no hay vuelta atrás una vez que tomas una decisión en tu mente, pero es la misma pasión que nos empuja a uno u otro cometido, así que todo tiene relación, o eso creo, disfrutadla:

Anuncios

Realizing (realizándome :P)

No es más valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo.

Nelson Mandela

Eso me digo al menos cuando me doy cuenta (realize) de que vuelvo a empezar de nuevo, en otro lugar, lejos de casa y de los míos, y me tiemblan las rodillas again. Lo primero que os diría es que tengáis cuidado con lo que queréis o lo que creéis querer, sobre todo porque puede que de repente consigáis lo que deseábais y… ¿entonces qué?

Entonces te ves de nuevo resumiendo tu vida en una maleta, una mochila, un portátil y una cabeza a estallar de emociones y preocupaciones, en un momentáneo estado de shock. Está bien para hacer recuento de lo que necesitas, librarte de ropas y trastos olvidados, pero claro quizá no sea lo más conveniente montar tal tinglado solo por hacer una limpieza general.

Si me preguntáis dónde voy esta vez, os digo que no tengo ni la más remota idea. Pero al menos sé de dónde vengo, y creo que mientras tengas respuesta para una de esas dos incógnitas tienes los pies en la Tierra, porque el camino de regreso está ahí, claro, y ofrece consuelo. Espero hartarme de aeropuertos porque supondrá ver a los míos cada poco tiempo (mentes privilegiadas del futuro, seguimos esperando el teletransportador).

Y para qué voy a negarlo, me siento libre, puedo hacer cualquier cosa, se abre un mundo entero ante mí, habrá cosas buenas y cosas no tan buenas, pero pienso aprender de ambas, e intentaré pasármelo bien por el camino, pues en eso me han dicho que consiste.

Bueno, que me estoy poniendo cursi, ¡y no quiero! Así que me despido con este grupo inglés (no muy conocido) y la canción preferida de una amiga mía:

http://www.youtube.com/watch?v=LYep4vsRtN8

Yo soy más de The Show Must Go On, una amiga de Bohemian Rapsody, ¿y tú?, el eterno debate ^^.