Archive for agosto, 2009


Estaba pensando si no debería hacer esta cuenta como anónima, no poner mi nombre ni quién soy, edad, dónde vivo, etc. No sé, así escribiría simplemente y no tendría porque saberse que soy yo la que escribo. Aunque bueno, todo estaría conectado a la dirección de correo claro… La cosa es que tuve una conversación sobre internet, los portales sociales tipo facebook, tuenti, etc. y si que es verdad que si alguien quiere puede sacarte de dónde eres, qué haces, por dónde sales, quiénes son tus amigos, tus familiares incluso… y da cosilla. De hecho todas las fotos que tengo aquí puestas también, no sé no sé, tendré que pensarlo.
Porque podría elminar nombre y toda información personal y solo sabrían quién soy aquellos que tienen mi correo, no todo internet.

Parece que todo lo que va ocurriendo nos incita a ser cada vez más desconfiados y más precavidos, en todos los ámbitos. Así se va matando poco a poco la inocencia también, la confianza ciega y la ingenuidad. Supongo que es algo que todos tenemos que ir haciendo poco a poco, pero a algunos nos cuesta más que a otros. Se aprende a base de palos. Lo importante es no dejarse apalear, sobrevivir. A veces siento que me he dejado pisar, que me ha importado muy poco lo que me pasara, como si uno se enfadara consigo mismo y decidiera pasar de sí. El problema es que no se puede dar la vuelta y pasar de sí mismo. Las consecuencias suelen ser graves (tobillos rotos, morales tocadas :S). Uno es quien es, y es lo más grande que tiene. En realidad todos por dentro somos niños que todavía ni se conocen a sí mismos ni saben cuidarse, y aspiran a conocer y encargarse de otras personas. Pero en una vida entera, quizá todavía no llegues a saberlo todo sobre ti, ¿cómo vas a saberlo sobre los demás? Es añadir otra incógnita a la ecuación cuando no se ha resuelto la primera antes.
Pero ese es el juego para todos, parece.

 
Puedo escribir y no disimular
es la ventaja de irse haciendo viejo
no tengo nada para impresionar
ni por fuera ni por dentro.

La noche en vela va cruzando el mar
porque los sueños viajan con el viento
y en mi ventana sopla en el cristal
mira a ver si estoy despierto.

Me perdí en un cruce de palabras
me anotaron mal la dirección
ya grabé mi nombre en una bala
ya probé la carne de cañón
ya lo tengo todo controlado
y alguien dijo no, no, no, no, no
que ahora viene el viento de otro lado
déjame el timón
y alguien dijo no, no, no

Lo que me llevará al final
serán mis pasos, no el camino…
No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino.

Siempre es la mano y no el puñal
nunca es lo que pudo haber sido
no es porque digas la verdad
es porque nunca me has mentido.

No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien
he aprendido a derrapar
y a chocar con la pared
que la vida se nos va
como el humo de ese tren
como un beso en un portal
antes de que cuente 10.

Y no volveré a sentirme extraño
aunque no me llegue a conocer
y no volveré a quererte tanto
y no volveré a dejarte de querer
dejé de volar me hundí en el barro
y entre tanto barro me encontré
algo de calor sin tus abrazos
ahora sé que nunca volveré.